Consulta Nuestras Novedades y Ofertas


jueves, 1 de noviembre de 2018

Tipos de calefacción


En este post vamos a analizar distintos tipos de calefacción que tenemos disponibles en el mercado: gas, eléctrica, radiante y bomba de calor. Para ello, tendremos en cuenta las ventajas e inconvenientes de cada uno, así como la idoneidad de los mismos según el tipo de vivienda en que fueran a utilizarse. Según las necesidades de calefacción de nuestra vivienda la mejor opción será una u otra, como veremos a continuación.


Tipos de calefacción
La base de una buena combinación entre ahorro y calefacción se sustenta en el tipo de calefacción que decidamos utilizar en nuestra vivienda (además del control que hagamos de nuestro consumo). Debido a ello, resulta indispensable tomar en cuenta unas cuantas variables antes de declinarnos por uno u otro tpio de calefacción. Así, debemos tener en cuenta el tipo de clima en el que habitamos, las características de las habitaciones de la vivienda o la cantidad de personas que la habitan. También resulta necesario contar con el espacio suficiente para la instalación del tipo de calefacción elegido, así como tener en cuenta si va a ser necesario un suministro de agua caliente. Por ello, cabe decir que no todas las viviendas cuentan con las posibilidades técnicas para realizar las obras pertinentes para algunos sistemas de calefacción determinados, por lo que puede que el costo necesario para cierto tipo de instalaciones en según qué viviendas no sea la mejor opción debido al alto coste que pueden suponer.


Calefacción eléctrica
La electricidad es convertida en calor a través de un aparato eléctrico. Así, dentro de cada calefactor eléctrico hay una resistencia eléctrica por la que pasa la corriente. Esta corriente eléctrica convierte la electricidad en calor. Los aparatos de calefacción eléctrica siguen este principio, con la única diferencia en cuanto al método por el cual proporcionan el calor a la vivienda.

Tipos de calefacción eléctrica
Sistemas de radiación: Los que más se utilizan son los de radiación por suelo y techo. Funcionan con intercambiador de calor o son sumunistrados mediante la electricidad. Al encenderlos, un sistema radiante en la casa hace que la corriente fluya mediante material conductor de calor que a su vez calienta el suelo o pared. En suelo el calor se extiende en el aire, y después se extiende a través de un proceso de convección. El calor comienza del suelo al techo consiguiendo crear una temeratura balanceada en los habitáculos.

Convección forzada: calentadores de gas, conectores eléctricos, acondicionadores de aire de ciclo inverso y la mayoría de calefactores móviles suelen utilizar un ventilador que fuerza la entrada de aire a un calentador, que se calienta y es devuelto al exterior como aire caliente. Su desventaja: el ventilador hace ruido cuando está encendido, y hay que andarse con ojo si se encuentran cerca de los muebles. Suelen ser recomendados para calentar en poco tiempo áreas cerradas, y deben ser tratados con sumo cuidado.

Radiación (radiadores eléctricos): calientan antes los objetos que el aire. Suele ser más efectivo para mucha gente que otros tipos por este motivo. No hacen ruido, pero también sonpeligrosos si hay objetos cerca, debido a una falta de protección de sobrecalentamiento y un inenso enfoque en un punto de la salida. Resulta deacuado para proporcionar calefacción individual de forma inmediata en habitaciones grandes donde no se suelen realizar demasiadas actividades humanas.
Calentadores por convección: el calor procede de un proceso de conducción, que se suele ir al techo, lo que lo hace recomendable a la hora de calentar un área cerrada. Es más seguro que otros, pudiéndose dejar encendido por largos periodos de tiempo sin riesgo, y además no hace ruido.

Calefacción radiante
Están extendidos y son populares debido a su confortabilidad a la hora de calentar las viviendas. Pueden resultar eficientes en cuanto al uso de su energía, con lo que contribuyen a reducir el consumo energético de nuestra casa. Funcionan a través de un proceso que es conocido como radiación o transeferencia directa de calor a una superficie fría. Los encontramos en distintos formatos, divisibles en dos tipologías: radiadores (compuesto por uno o varios paneles) y suelo suelo radiante (más tecnológico, pero con mayor complejidad de instalación debido a la necesidad de obra).
Funcionan al brindar calor de manera directa al suelo o a los paneles en las paneles o techos. Existen tres tipos (los detallamos a continuación), cuya diferencia básica está en el tipo de instalación requerido. Lo vemos:

Tipos de calefacción radiante
Suelo radiante-agua: Son lo más comunes, debido a su coste. Fucionan de la siguiente manera: un calentador hace coger temperatura al agua, que es bombeada por las tuberías que hay instaladas debajo del suelo. Hay modelos con los que se puede regular la temperatura de cada habitación regulando el fljo del agua. Su coste dependerá de la localización de la casa (cuanto más remota, más cara), su tamaño, el tipo de instalación que requiera, el tipo de suelo y el coste de la obra.
Suelo radiante-aire: No son recomendables para viviendas debido a su coste. Sólo pueden utilizarse durante el día.

Suelo radiante-electricidad: emite el calor desde bajo de la superficie del suelo. Pueden ser recomendables con un tipo de suelo en concreto que pueda conservar bien el calor.


Calefacción por gas
Podría definirse como uno de los tipos de calefacción más cómodo, limpio y seguro de entre los sistemas de calefacción que se pueden instalar en una vivienda.
Para su instalación necesitaremos una caldera de gas conectada a un sistema de tubos por los que circula el agua. La caldera de gas calienta el agua que circula por el circuito de tuberías, y los radiadores irradiarán el calor. El agua que se enfría eventualmente vuelve a la caldera a través de una tubería de regreso. Así, repartidos por las habitaciones de la casa están colocados los radiadores. Al no generar calor por si mismos, por lo que no emanan ni gases ni ninguna otra sustancia, lo que los convierte en una energía limpia y segura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario