Consulta Nuestras Novedades y Ofertas


miércoles, 22 de agosto de 2018

Diferencias entre refrigeración por aire acondicionado y climatización


Con el verano en todo su apogeo  no son pocos los que acuden al aire acondicionado en busca de un poco de fresco que alivie los duros días veraniegos, pero...¿tenemos claro cuáles son las diferencias entre aire acondicionado y climatización?



Climatizar: es dar a un espacio cerrado las condiciones necesarias para conseguir la temperatura, humedad o presión convenientes para la salud o la comodidad de las personas que lo ocupan.
Refrigerar: es un proceso que consiste en bajar o mantener el nivel de calor de un cuerpo o un espacio. Considerando que realmente el frío no existe y que debe hablarse de mayor o menor cantidad de calor o de mayor o menor nivel térmico (nivel que se mide con la temperatura), refrigerar es un proceso termodinámico en el que se extrae calor del objeto considerado (reduciendo su nivel térmico), y se lleva a otro lugar capaz de admitir esa energía térmica sin problemas o con muy pocos problemas. Los fluidos utilizados para llevar la energía calorífica de un espacio a otro, son llamados refrigerantes.

Atendiendo a estas dos definiciones, vemos que una forma parte de la otra. El concepto de climatizar es mucho más amplio, ya que a veces precisaremos de refrigerar para extraer calor o disminuir temperatura, y otras necesitaremos aporte de calor para conseguir la temperatura deseada.
Aunque en ocasiones se confunden los términos entre ambos, vemos que el funcionamiento en cada uno de los sistemas son completamente distintos, por lo que conocer sus principales características y diferencias nos va a ayudar a decantarnos por la opción más adecuada para encontrar las condiciones idóneas para nuestro hogar.

En los sistemas de climatización, la filtración del aire se realiza través del agua. Como hemos visto en su definición, este absorbe el aire más caliente del entorno para producir aire frio y húmedo y lo distribuye por medio de un ventilador. Mientras que en lo sistemas de refrigeración por aire acondicionado, el aire generado es seco y se reduce considerablemente la humedad del ambiente.

La climatización realiza un menor consumo energético y produce menos emisiones de CO2 en comparación con un sistema de refrigeración por aire acondicionado.

El sistema de climatización no utiliza gases refrigerantes, por lo que la electricidad estática del espacio desaparece y se mantiene la humedad relativa.

Sobre su instalación, es el sistema de aire acondicionado el que requiere de proceso de instalación más complejo, aunque su mantenimiento es algo más económico.

Una de las grandes ventajas del sistema de climatización es que, además de zonas de interior, también es apto para zonas de exterior, mientras que el sistema de refrigeración por aire acondicionado solo es eficiente en zonas interiores y cerradas.

Otra de las diferencias entre ambos es que con un sistema de refrigeración por aire acondicionado, poseemos mayor control sobre la temperatura, lo que se debe a la reducción de la humedad.

En el caso de los aires acondicionados, no hay restricciones por temperatura y humedad de la zona en que se vaya a instalar, ya que funcionan a pleno rendimiento siempre. En el caso de los sistema de climatización, con temperatura y humedad muy altas, su eficiencia puede verse afectada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario