Consulta Nuestras Novedades y Ofertas


lunes, 30 de julio de 2018

Climatización sostenible, 5 tips imprescindibles


¿Quieres saber lo que es la climatización sostenible? Con la alerta de nieve y las bajas temperaturas en casi todas las localidades de nuestro territorio, es el momento en el que los sistemas de climatización, ya sean del hogar como de nuestro lugar de trabajo, están al máximo rendimiento y la preocupación por el gasto en la factura aumenta proporcionalmente.


Cuando hablamos de climatización sostenible, nos referimos a todas aquellas acciones capaces de controlar la calidad del aire interior para que permanezca dentro de unos valores de confort razonables, ya sea temperatura, humedad o calidad del aire interior utilizando los parámetros de eficiencia energética imprescindibles para un uso responsable de la energía y, por lo tanto, un ahorro en el gasto de la misma.

Un buen aislamiento térmico


A veces cuando se habla de climatización sostenible nos centramos en los equipos de climatización sin tener en cuenta que el aislamiento térmico es una parte fundamental del proceso.

El aislamiento térmico se consigue a partir de ciertas técnicas que se aplican a los elementos de un edificio y que, tal y como su nombre indica, protegen la temperatura interior de la exterior. Algunas de las técnicas más utilizadas para llevar a cabo el aislamiento térmico son la sustitución de carpinterías y vidrios y la optimización de los puentes térmicos.

Los materiales más usados para ello son el poliestireno extruido, fibras de vidrio, lanas de roca entre otros.

Un sistema de climatización sostenible


Existen múltiples sistemas para conseguir aumentar la temperatura de las estancias pero no todos forman parte de una climatización sostenible ya que, si tenemos en cuenta la eficiencia energética, muchos de estos sistemas consumen una cantidad de energía desproporcionada para llegar a cubrir las temperaturas necesarias.

Actualmente, el sistema con mejor rendimiento es la aerotermia ya que puede extraer hasta un 77% de la energía del aire. Las bombas de calor, sirven tanto para calentar como enfriar ambientes e incluso pueden servir para el calentar el agua todo el año. Con este sistema puedes llegar a ahorrar mucho en tu próxima factura.

Purgar los radiadores


Si tu sistema de calefacción es por radiadores, una buena práctica que se suele hacer previamente al frío, es purgar los radiadores. De esta forma no solo ahorrarás y consumirás menos energía para generar la misma temperatura sino que también alargarás la vida de los radiadores.

Control del termostáto

Los termostatos inteligentes son una de las mejores opciones para tener un control eficiente del consumo y de la temperatura. Además de eso, el hecho de programar la calefacción desde cualquier lugar para las horas que estemos presentes en la estancia es un beneficio en confort y en ahorro que hará la climatización sostenible una realidad.

No tapar los radiadores


Todos sabemos lo cómodo que es poner las toallas o cualquier otra prenda encima del radiador para tenerla caliente más tarde pero esta es una práctica que, aunque puede parecer insignificante, reduce considerablemente la efectividad de los radiadores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario