Consulta Nuestras Novedades y Ofertas


martes, 31 de enero de 2017

Claves para detectar una fuga de aire acondicionado


En muchas ocasiones, después de un largo periodo de inactividad procedemos a poner en marcha nuestro aire acondicionado y nos damos cuenta de que el funcionamiento no es el óptimo. Esto puede deberse a una fuga de gas y, para saber si se trata precisamente de una, antes de nada tenemos que saber qué efectos causa dicha fuga en el funcionamiento de nuestro equipo para luego poder repararla en caso de que exista o se pueda reparar. 
Al final, se trata de asegurarnos de que nuestro equipo tiene una fuga de gas y de que no hay otras averías de por medio, Para ello, debemos conectar los manómetros a las correspondientes válvulas de servicio para verificar que, efectivamente, tenemos una pérdida.


También debemos asegurarnos, en caso de que la pérdida de gas sea mínima y no completa, de que el equipo estaba completamente cargado y no se instaló con falta de gas. Si tenemos claro lo anterior y, según nuestras herramientas todo apunta a una pérdida de gas, ahora toca buscarla. Para hacerlo, tenemos que saber qué puntos de nuestra máquina de aire acondicionado son más propensos a sufrir esta avería.

¿Cómo detectar una fuga en el aire acondicionado?

Si quieres saber cómo detectar una fuga en el aire acondicionado, te contamos dónde debes buscar y qué tienes que detectar en cada zona de tu equipo.

Las válvulas de servicio y las conexiones de la unidad interior

Esta es la primera zona a explorar, ya que suele ser de los puntos más frecuentes donde se pueden producir las fugas. Suele ser defecto de montaje en algunos de los puntos. Se puede detectar fácilmente aplicando agua jabonosa en la zona, ya que en el caso de que exista una fuga se observarán pequeñas burbujas de aire en el jabón. En la unidad exterior podemos visualizar fácilmente la fuga si detectamos una mancha de aceite proveniente del compresor.

Soldaduras externas

Son las soldaduras que ha realizado el instalador por diferentes causas. Por ejemplo, lo ha podido hacer en una pre-instalación para alargar unos metros las tuberías para que lleguen hasta la unidad. Para ver si hay alguna fuga, podemos repetir el paso anterior aplicando agua jabonosa.

Soldaduras internas
Son las soldaduras que hay dentro de las unidades. De estas puede haber en una unidad cientos de ellas, por lo que una fuga de gas dentro de una unidad se podría convertir en toda una odisea (dependiendo de la magnitud de la fuga). Estas fugas se producen por algún fallo en la fabricación del equipo o también por las vibraciones del aparato. Con el tiempo, si por cualquier motivo hay una soldadura debilitada, con las mismas vibraciones del funcionamiento puede llevar a desencadenar una fuga interna. Para buscar este tipo de fugas es recomendable tener un detector de fugas, ya que normalmente son fugas diminutas y al haber tantas soldaduras es bastante complicado poder hallarlas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario